jueves, 6 de julio de 2017

El Viacrucis que significa "ser atendido" por el sistema de Salud.


El pasado domingo, tuve la desventura de caer desde la escalera y,  a pesar de no tener alas, volé por los aires. Muy a mi pesar, el aterrizaje fue peor de lo que pueda imaginarse, pues reboté cual pelota de carambola, en tres bandas, incluyendo un “Rambersé” que provocó una fractura del metatarso del dedo “gordo” del pie derecho; mi desafortunado encuentro por los aires, trajo como consecuencia, una pequeña fractura de rótula (izquierda), fractura de los huesos Escafoides, Trapecio, Trapezoide y Grande, de la muñeca derecha, un esguince de cuello, fisuras en las falanges distales y mediales de los dedos medio y anular de la mano derecha y una fisura en la cadera (todos los términos médicos fueron descritos por la Doctora que me atendió en la Clínica de Salud.

El Viacrucis comenzó cuando me presenté en el Hospital Regional “Dr. Rafael Pascacio Gamboa” donde, después de ir de un módulo a otro, me informaron que por ser el Hospital de la Mujer, no me podían atender (soy hombre); de ahí procedí a presentarme en urgencias de la clínica que se encuentra a un costado del hospital, para que me informaran que no era una “urgencia” (para ellos pues a mí me dolía todo), por lo que me tenía que presentar en la Clínica de Salud de Plan de Ayala (en Tuxtla Gutiérrez).

Al llegar a la clínica, me informan que me “tienen” que atender en el Centro Médico “Dr. Gilberto Gómez Maza”, al cual me dirijo (teniendo que cruzar toda la ciudad), al llegar ahí, solicito me atiendan en Urgencias o en Consulta Externa, pero ahí me informan que debo ir a la Clínica de Plan de Ayala que es la que “me corresponde”, les informo que de ahí me mandaron, pero no les importó…

De regreso a Plan de Ayala… Ahí, una Doctora me recibe, me revisa (procediendo a ejercer presión en todos y cada uno de los lugares arriba descritos, provocando más dolor del que ya traía). Después de una exhaustiva revisión, me receta una serie de medicamentos y me indica que tengo que sacarme una serie de radiografías, me manda de regreso al Hospital Regional, me presento a Rayos X para recibir la noticia de que un equipo está descompuesto y, aunque tienen otro, tampoco hay material (químicos) para realizar las placas, por lo que me mandan nuevamente al Centro Médico “Gómez Maza”. Antes de irme, paso a farmacia con mi receta y resulta que no tienen ninguno de los medicamentos, así que me dirigí al “Gómez Maza”.

Al llegar al Centro Médico, pregunto por el área de Rayos X (Imagenología le llaman ahora) y al llegar, entrego la “orden” que me dio la doctora y… me volvieron a mandar de regreso a Plan de Ayala!!! El motivo? Me indican que la Doctora me tiene que referir, para que me atiendan, que no basta con la orden que me dio; le informo a la persona que sólo es para unas placas, que no necesito atención médica y ella insiste en que debo regresar a la Clínica de Plan de Ayala. Furioso, me voy al módulo de “atención” a los “derecho-habientes” del Seguro Popular, donde me indican que el proceso de referenciación es un “requisito” para que me atienda un médico, le hago ver al personal de ahí, que sólo necesito las placas que la Doctora solicitó, entonces un joven que estaba ahí, tomó la orden y se fue a “preguntar”, 15 minutos después regresó para informarme que era necesario que la Doctora me “refiriera” al Centro Médico, para que un Doctor me pudiera “evaluar”, sin embargo, me dijo que no me podían realizar las palcas ahí pues no contaban con los equipos, así que, una vez que la doctora de Plan de Ayala me “refiriera” para allá y ya con mis placas en la mano (esto es, que debería ir a sacármelas de forma privada), entonces regresara para que me agendaran una cita y pudiera ser atendido por un Doctor de ahí (citas que van de 30 a 45 días después).

Pasé, por no dejar, a la farmacia para ver sí por lo menos me podían surtir la receta y la respuesta fue que no tienen medicamentos!!!

Así que, después de perder toda la mañana, salí frustrado, indignado, molesto y más adolorido de cuando salí de mi casa y sin placas ni medicinas!!!

El “Gobernador” Manuel Velasco Coello, no ha dejado de presumir, en lo que va de su “administración”, que ha inaugurado hospitales, clínicas y centros de salud por todo el estado, dotándolos de todo lo necesario para que funcionen al 100 %, así como también ha aseverado que no faltan medicamentos, ni reactivos, ni materiales, por lo que su “gobierno” sí cumple!!!

Es verdaderamente una vergüenza ver estos elefantes blancos, tan modernos, tan bonitos, tan llenos de espacios limpios y cómodos, que sólo son eso, espacios vacíos, llenos de gente que no tiene nada que hacer, que no tiene con que trabajar, con gente que necesita atención y no la recibe porque los ladrones, como Manuel Velasco, se han robado el dinero destinado a la salud, para incrementar sus fortunas personales.

¿De qué sirven estos hospitales, clínicas y centros de salud sí están abandonados por la Secretaría de Salud y el “gobernador”?

Es una verdadera tristeza que a estos ladrones no les importe el sufrimiento de la gente, ni las precarias condiciones en las que médicos y enfermeras deben trabajar; que no les importe la salud de los más necesitados, mientras ellos tengan para seguir dándose los lujos que se dan, nada más importa!!!