viernes, 3 de enero de 2014

90 Aniversario luctuoso de Felipe Carrillo Puerto


Felipe Carrillo Puerto nació el 8 de noviembre de 1874 en Motul, Yucatán. Muere fusilado el 3 de enero de 1924, por órdenes del general Juan Ricárdez Broca. Fue el segundo de 14 hijos del matrimonio formado por Adela Puerto y Justino Carrillo.
Desde pequeño, una de sus grandes motivaciones fue defender los derechos de los mayas. En su juventud se desempeñó, además, como leñador, transportista y abastecedor de carnes.
A los 18 años fue encarcelado, al ser acusado de exhortar al pueblo a derribar una cerca construida por los hacendados de Dzununcan, que impedía el paso de los indígenas mayas.
Educado en su ciudad natal, a temprana edad defendió la Constitución de 1857 y se afilió a la Revolución Mexicana (1910-1920.
Seguidor de Emiliano Zapata (1879-1919), Carrillo Puerto se unió, en 1911, al Maderismo y apoyó la candidatura de Cantón Moreno.
Luego de volver a la cárcel, por un asesinar a un hombre en defensa propia, el militante se dedicó a la traducción maya de la Constitución de 1857, con el objetivo de que los habitantes de esa comunidad conocieran sus derechos. Al ser liberado se levantó en armas y unió al Zapatismo.
Para 1915, se había convertido en coronel e integrante de la comisión agraria del Zapatismo. De regreso a su ciudad natal, realizó varios congresos con la finalidad de fomentar la educación popular.
Carrillo Puerto fundó el Partido Socialista del Sureste (antiguamente llamado Partido Socialista Obrero de Yucatán), donde instituyó los lunes culturales y reconoció los derechos políticos de la mujer.
Como presidente del partido se postuló a la gobernatura del estado de Yucatán y en 1922 ocupó el cargo. Con apoyo del Párroco Juan García construyó el primer estado socialista de América Latina.
Durante su gobierno fundó escuelas socialistas, creó la Academia Mexicana de la Lengua Maya y la Universidad del Sureste. Su gobierno también impulsó reformas para el reparto de tierras; sin embargo, la rebelión de Huerta derrocó su gobierno.
El 3 de enero de 1924, por órdenes del general Juan Ricárdez Broca, Felipe Carrillo Puerto fue fusilado junto con dos de sus hermanos y compañeros.
Tras el fusilamiento del militante, el presidente Álvaro Obregón denunció a Adolfo de la Huerta como responsable del crimen:
“El asesinato de Felipe Carrillo Puerto lleva pesar a las casas del proletariado y a muchos miles de seres humildes que, al recibir la noticia, sentirán lágrimas de dolor sincero deslizarse sobre sus mejilla. Don Adolfo de la Huerta comprenderá la monstruosidad de su crimen cuando reciba las protestas furiosas que lanzarán los trabajadores de todo el mundo.
"La sangre generosa de Felipe Carrillo Puerto es el testimonio de la apostasía de De la Huerta. De ahora en adelante, ni él ni sus seguidores lograrán falsificar la verdad, negando el origen y propósito de su movimiento.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario