viernes, 1 de abril de 2016

El padecimiento de la Ciudad de México y de sus ciudadanos...

El gobierno de la Ciudad de México, en manos del nefasto Miguel Ángel Mancera, cada día se hunde más y al interior del mismo, se toman decisiones con los pies.
Los ejemplos de esto sobran, uno de ellos, el nuevo reglamento de tránsito, que con sus nuevos límites de velocidad han provocado que los índices de contaminación se incrementen hasta en un 25 %; la emisión indiscriminada de concesiones al transporte metropolitano, tampoco no ha servido de nada, pues al gobierno no le ha importado que las flotillas de microbuses, autobuses y taxis que circulan en la ciudad de México, se encuentran en estado deplorable y no los sacan de circulación, lo que aumenta las emisiones contaminantes.
Así mismo, el permitir que los ambulantes continúen en las banquetas, obligando a los peatones a caminar sobre la calle, la autorización por parte de las autoridades, para que se establezcan mercados ambulantes en calles y avenidas de mayor circulación, reducen hasta en dos carriles la posibilidad transitar sí no a gran velocidad, por lo menos hacerlo con fluidez.  
Pedirle a la ciudadanía que deje de circular un día, no importando el holograma que tenga, es una verdadera sinvergüenzada, ya que los ciudadanos invierten mucho dinero al darle mantenimiento a sus vehículos con tal pasar la verificación y así poder circular; algunos otros ciudadanos han hecho un esfuerzo mayúsculo comprando vehículos nuevos, para poder obtener calcomanías que les permitan circular libremente todos los días y hoy, de un plumazo, todas las unidades de la ciudadanía deberán dejar de circular, a pesar de tener hologramas  0 (cero) y 00 (doble cero), mientras que los hipócritas del gobierno, comenzando con Mancera, los Secretarios, los Asambleístas, los políticos, tanto locales como Federales, con acceso a varios vehículos, no tendrán que dejar de circular en sus autos de lujo, simplemente “comprarán” (con el dinero de los contribuyentes), un vehículo que “convertirán” en utilitario para poder circular todos los días.
¡Como siempre, es el ciudadano común el que tiene que pagar los platos rotos!
¿Cuándo veremos a Mancera y a sus achichincles, a los Diputados, a los Senadores, a los Secretarios del Gobierno Federal, a los Ministros de la SCJN, a los presidentes de los Partidos Políticos, a los políticos con “jerarquía” al interior de sus partidos, al gobernador del Banco de México, a los Asambleístas (próximamente Asambleístas Constituyentes)  y a los líderes sindicales, viajar en METRO, en Metrobus, en microbues, en “combis” o taxis?  

Pobre Ciudad de México, cada vez hundiéndose más, acrecentando su decadencia, gracias a las ineptitudes y malos manejos cometidos a manos, o mejor dicho, con los pies, de los gobiernos populistas!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario