martes, 28 de marzo de 2017

La tragedia de las Mipymes en México


Lic. Pedro G. García Rementería

El gobierno Federal históricamente, no se ha querido dar cuenta de un hecho contundente y avallasador, las MIPYMES (Micro, Mediana y Pequeñas empresas), son las generadoras del 81 % de los empleos a nivel nacional y, ante la situación económica que vive nuestro país, el Presidente y sus Secretarios, así como los gobernadores y sus respectivos Secretarios, deberían enfocar sus esfuerzos en apoyar, promover y beneficiar a ese sector, en vez de estarlos presionando con tantos impuestos y sin otorgarles los grandes beneficios con los que cuentan las grandes empresas.

       Para un empresario de Mipyme, es un verdadero calvario iniciar el proceso de activación de una empresa y, una vez que ya entra en funciones, la falta de apoyo por parte del gobierno, se refleja en su falta de crecimiento y después, quizás, en el cierre de esa nueva fuente de empleo.

       Los impuestos, el Seguro Social y el INFONAVIT, son como vampiros que les succionan la sangre a todos aquellos emprendedores que se inician en el “arte de independizarse”, pues no acaban de iniciar y ya tienen que estar pagando. El gobierno no se toma la molestia de considerar a estos emprendedores como los grandes generadores de empleo, simplemente los ignora y los aniquila poco a poco. Los encargados de las finanzas en México, no quieren ver que cada mipyme que cierra, deja de generar impuestos y además, incrementa el desempleo, perjudicando no sólo a las familias de los trabajadores, sino también a todos aquellos que indirectamente se vieron involucrados como proveedores y/o prestadores de algún servicio de las mismas.

       Sí el Presidente y sus “brillantes” Secretarios de Hacienda y de Economía, trazaran un plan nacional para el apoyo y desarrollo de las mipymes, habría mucho más gente interesada en convertirse en emprendedor pues sabrían que su dinero no está en riesgo y que el gobierno los respalda, pero no, prefieren llevar al cabo programas “ratoneros” que sólo son un paliativo para la economía y un verdadero timo para los emprendedores.

Los ejemplos abundan y, para muestra, unos botones; el “Fondo de Apoyo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa”; “El objetivo de este programa es la promoción y el soporte de MIPYMES, otorgando apoyos a proyectos que estén dirigidos al fomento del desarrollo económico y la inversión de las empresas y los emprendedores”, sin embargo, acceder a estos programas, conlleva mucho esfuerzo, tiempo y dinero, antes de “ser beneficiado” y el dinero otorgado a crédito, es insuficiente para solventar las necesidades de crecimiento del emprendedor.

Otro ejemplo es “Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP)”, “Este programa está dirigido como una estrategia de promoción, con el objeto de identificar y elevar la competitividad de MIPYMES, buscando integrarlas en las cadenas de valor, poniendo a su disposición las diferentes herramientas de apoyo que le permitan cumplir con los requerimientos de compra de las empresas. Por su parte la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), establece un programa de apoyo de carácter federal dirigido al fomento del empleo conocido como “Programa de Apoyo al Empleo”, pero la realidad es que, las Secretarías de Economía estatales, “abren los contactos y ofertan a las mipymes, en mercados que se encuentran muy por encima de sus posibilidades” sin tomar en cuenta las capacidades de producción, de distribución, de logística y económicas de las empresas, por lo que los empresarios se ven obligados a hacer circo, maroma y teatro, para cumplir y solventar los compromisos adquiridos y “seguir” cubriendo el mercado que los encargados de Secretaría abrieron “pensando” en ellos, lo que conlleva, en la mayoría de los casos a que los emprendedores se endeuden (en el afán de salir adelante y crecer) o a que cierren sus puertas ante la incapacidad de cubrir los mercados.

       Los números de las Mipymes, en los diferentes sectores de la economía de México, se presentan a continuación:

SECTOR                                       UNIDADES ECONÓMICAS

AGRICULTURA                                       19,184

MINERÍA                                             3,074

CONSTRUCCIÓN                                     23,427

INDUSTRIA MANUFACTURERA                      470,714     

COMERCIO AL POR MAYOR                         134,460

COMERCIO AL POR MENOR                      1, 914,611

SERVICIOS                                         1, 697,678





       Ante la evidencia de los números y la falta de programas de incentivos reales por parte del gobierno federal, el futuro de las mipymes y de los emprendedores es cada vez más sombrío y el panorama económico de nuestro país es cada vez más desalentador!!!

.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario