miércoles, 14 de octubre de 2015

SOMOS INCREÍBLES!!!

No importa lo que nuestros hijos o la nueva generación piensen de nosotros, SOMOS INCREÍBLES!!! NUESTRAS vidas son una PRUEBA VIVIENTE!!!

Para todos aquellos de nosotros que nacimos entre 1925 y 1970:

Al final de este escrito, hay una cita del mes, realizada por Jay Leno. Sí no quieren leer nada de esto, al menos lean la cita. Muy bien dicho señor Leno!!!

PARA TODOS LOS NIÑOS QUE SOBREVIVIERON los 30’s, 40’s, 50’s, 60’s y 70’s!!!

En primera, sobrevivimos a mamás que tal vez hayan fumado y/o bebido (alcohol) mientras estaban embarazadas. Tomaban aspirina, comieron aderezo de queso azul y atún de lata y no se hicieron pruebas de diabetes.
Entonces, después del trauma, no acostaban a dormir boca abajo, sobre nuestra panza, en cunas cubiertas de brillante pintura de plomo; nosotros no contábamos con envases de medicina con sellos de seguridad contra niños; candados en puertas o en los gabinetes y, cuando montábamos nuestras bicicletas, lo hacíamos con gorras, no con cascos sobre nuestras cabezas.
Como infantes o niños, viajábamos en carros sin asientos, sin asientos infantiles, sin cinturones de seguridad, sin bolsas de aire y algunas veces sin frenos. El viajar en la góndola de una pick-up en un día caluroso, siempre era un regalo especial.
Bebíamos agua de la manguera del jardín y no de una botella; compartíamos un refresco con cuatro amigos de la botella, y nadie se murió por ello.
Comíamos cup-cakes, pan blanco, mantequilla y tocino; bebíamos Kool-Aid hecho con azúcar blanca de verdad y no teníamos sobrepeso!!!
Por qué?
Porque nos la pasábamos afuera jugando, por eso!!!
Salíamos de casa por la mañana y jugábamos todo el día, mientras estuviéramos de regreso para cuando las luces de la calle se encendieran. Nadie podía localizarnos en todo el día y estábamos bien.
Nos pasábamos horas construyendo, de chatarra,  nuestros go-carts y luego nos deslizábamos en ellos cuesta abajo, solo para darnos cuenta de que habíamos olvidado los frenos… después de chocar varias veces con los arbustos, aprendíamos a resolver el problema.
Nosotros no teníamos Play Stations, Nintendos, y X-Boxes. No había video juegos, ni 150 canales de cable; no había películas en video o DVD’s, no existía el sonido ambiental o CD’s, ni celulares, ni computadoras personales, ni internet ni salas de chateo.
NOSOTROS TENÍAMOS AMIGOS y salíamos a encontrarlos! Nos caíamos de los árboles, nos cortábamos, nos rompíamos los huesos y los dientes y no existían las demandas a consecuencia de esos accidentes.
Nos daban nalgadas con palas de madera, cables, con raquetas de ping-pong o simplemente con la mano y nadie llamaba a servicios infantiles para reportar abuso; comíamos lombrices, pasteles de lodo y las lombrices no vivían dentro en nuestro interior por siempre.
Nos regalaban rifles de diábolos al cumplir 10 años y rifles 22 al llegar a los 14, montábamos a caballo, inventábamos juegos utilizando palos y pelotas de tenis y aunque nos dijeron que íbamos a sacarle un ojo a alguien, esto nunca sucedió.
Montábamos bicicleta o caminábamos a casa de un amigo y tocábamos la puerta o el timbre o simplemente entrabamos a su casa y hablábamos con él.
Las ligas pequeñas tenían sus pruebas para ser parte del equipo y no todos lo lograban, aquellos que no quedaban, tenían que aprender a lidiar con la decepción, imagínense!!!
La idea de pensar en que uno de nuestros padres nos iba a sacar de los problemas con la ley, era impensable, de hecho, ellos se ponían del lado de la ley!!!
Estas generaciones han producido algunos de los mejores tomadores de riesgos, de los mejores solucionadores de problemas y de inventores que jamás han existido. Ha habido una explosión de innovación y nuevas ideas entro los últimos 50 a 85 años.
Nosotros tuvimos la libertad, el fracaso, el éxito y la responsabilidad y aprendimos a manejarlas todas. Sí eres uno de esos nacidos entre 1925 y 1970, FELICIDADES!!!
Tal vez quieras compartir esto con otros que tuvieron la suerte de crecer como niños antes de que los abogados y el gobierno regularan tanto nuestras vidas en nuestro beneficio. Mientras lo haces, envíaselo a tus hijos, para que así se enteren de lo valientes y afortunados que fueron sus padres
Hasta dan ganas de correr por toda la casa con unas tijeras, o no?

La cita del mes, por Jay Leno:

“Con los huracanes, los tornados, los fuegos fuera de control, los deslizamientos de lodo, las inundaciones, con las tormentas tan severas que destruyen nuestro país de un extremo a otro, con la amenaza de la influenza aviar y con los ataques terroristas, estamos realmente seguros de que es buena idea dejar a Dios fuera del Juramento de Lealtad (juramento a los Estados Unidos y a su bandera)?”

Para todos aquellos que piensan que Dios no está velando por nosotros… adelante, borren esto…

Para el resto de nosotros… por favor compártanlo!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario